Beneficios de la escalada

Auto-control

Durante la escalada se aprende a compensar insuficiencias de coordinación, potenciar la paciencia y saber dosificar la energía y la fuerza.

La práctica fomenta la fijación de metas alcanzables, mediante un plan sistemático, y una conducta que surge ante necesidades como, por ejemplo, la de aprender a no malgastar la energía en los primeros tramos y saber dosificarla para posteriores recorridos que resultarán más difíciles.

 

Concentración

Está comprobado que este deporte mejora la capacidad de concentración y enfoque mental situándote sobre el lugar y momento presente, por lo que contribuye a alejar el estrés que pueda conllevar pensamientos recurrentes que te alejen de la práctica.

También provoca una ruptura con lo cotidiano o “reseteo” que se ve optimizado por el contacto con el oxígeno y aire puro cuando se ejercita en el exterior.

Aunque los músculos se tensen, la mente debe estar relajada y concentrada para entender el espacio en el que estamos, y así, tomar la mejor decisión para nuestro siguiente movimiento.

Es una consciencia total de nuestro cuerpo y nuestro entorno proyectada en superar el siguiente paso.

 

Equilibrio

En la práctica de la escalada, la fuerza no lo es todo. Es verdad que existe un gran trabajo muscular al tener que sujetarnos en presas, pequeñas o grandes; sin embargo, el peso de nuestro cuerpo se reparte mejor si se estabiliza manteniendo el equilibrio.

En este caso, la práctica complementaria de Yoga resulta una gran aliada  ya que nos ayudará a saber sostenernos sobre nuestro eje central.

 

Variedad de entrenamiento

A diferencia del gimnasio, donde por costumbre terminamos haciendo las mismas rutinas, la escalada permite una amplia variedad de movimientos que hacen progresar constantemente en todos los sentidos.

Se tonifica el cuerpo a la vez que se va aprendiendo un nuevo gesto o técnica, lo que provoca una mayor motivación al ir sintiendo la evolución momento a momento.

 

Incremento de la fuerza

Como hemos indicado anteriormente, la fuerza no lo es todo en este deporte, pero sí es un factor importante.

Cada movimiento que se realiza, dinámico o estático, implica un trabajo constante de la musculatura de antebrazos, espalda, escápulas, hombros, gemelos, cuádriceps y abdomen (una zona muy importante a trabajar ya que protege la parte inferior de la espalda). Estas áreas son puntos de fuerza que se tonifican aumentados por la fuerza de la gravedad, por lo que el músculo no crecerá en exceso ganando justo el volumen necesario.

Generalmente un escalador no tiene un cuerpo voluminoso, sino un cuerpo fibrado con un volumen acorde a su peso y estatura que le ofrecerá fuerza y resistencia.

 

Flexibilidad

De la misma forma que existe un gran trabajo de tonificación muscular, la práctica de la escalada requiere de una gran movilidad y flexibilidad en ligamentos y articulaciones pues es necesario saber sostener posturas “forzadas” que nos permiten el ascenso. Nuevamente, el yoga nos ayuda a saber cómo mantener esas posturas coordinadas con la concentración y respiración consciente.

 

Autoestima

Durante la escalada se refuerza la seguridad en uno mismo ya que su práctica obliga a buscar soluciones, conocer los límites personales y superar retos.

También incrementa la tolerancia ante la frustración y el control de los propios miedos. Excelentes herramientas para a mejorar la autoconfianza y la superación.

Además, desarrolla la creatividad y despliega un abanico de respuestas antes situaciones problemáticas todo ello aplicable para actuar y madurar en la vida.

 

Socialización

Aunque muchas veces se practique de forma individual, la escalada es un punto de unión con otras personas que se encuentran en la misma onda que nosotros. La escalada ofrece la oportunidad de unirte a grupos o equipos de competición con las que compartes la misma pasión.

En este punto quiero hacer una mención importante al respecto del compañer@. Practicar con un/a compañer@ que te apoye y con el/la que vayas ascendiendo (físicamente y en objetivos) es vital para darnos seguridad e indicaciones. En definitiva, el/la compañer@ está unid@ a ti por la cuerda y poner la confianza en tu/s compañer@s de cordada es vital.

La escalada es un deporte en el que el prójimo te ayudará simplemente porque tú también escalas creándose vínculos casi de forma inmediata.

 

“Nunca dudes que un pequeño grupo de personas inteligentes y comprometidas pueden cambiar el mundo.

De hecho, es lo único capaz de cambiarlo”.

– Margaret Mead

 

Aprovecha l@s personas que te acompañan, guían y apoyan. Evita sentirte sol@ en tu intento por cambiar y mejorar tu vida, sólo así podrás convertirte en el cambio que quieres ver en el mundo y servir de inspiración a otros. ¡Busca tu comunidad!

Nada más por hoy, mañana te presentaré otro deporte… otro estilo de vida… pero que está muy vinculado a la escalada, no te lo pierdas!!

 

Recibe un saludo

 

Rubén Pérez

Coordinador General

LivingOutdoor & Living Rock Experience Program

LivingTrack.cat

 

 

En cumplimiento de lo que se dispone en el artículo 5 de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal, te informo que los datos de carácter personal que me has proporcionado se recogerán en ficheros de suscriptores cuyo responsable soy yo, Rubén Pérez Romero. Jamás comparto ni cedo los datos a nadie. Recibes este correo dado que te suscribiste al blog LivingOutdoor & Living Rock Experience Program  de LivingTrack.cat para recibir las actualizaciones de dicho blog, ofertas y promociones para suscriptores.
Como usuario, tienes el derecho de acceso, rectificación, cancelación y oposición. Podrás ejercer estos derechos enviando un correo electrónico a bajas@livingtrack.cat o bien cancelar tu suscripción en las opciones de baja del propio boletín que gestiono a través de Mail Chimps.

Deja un comentario

Menú de cierre
×
×

Carrito